Torre de Tronquedo - Torre de Andrín


Torres Llanes (Asturias)

 

Fotos   Oficina turismo   Ayto   Eventos   Ruta GPS   Sube tus fotos   

Teléfonos

985 400 164 ( Oficina de turismo)   |   985 400 071985 401 399 (Ayto.)

Descripción

Interesante conjunto recogido en el Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Asturias.

La torre de Tronquedo o torre de Andrín está considerada una edificación bajomedieval, fechable en los siglos XIV-XV. Sobre la misma no se haya referencia alguna en la documentación medieval, circunstancia que impide datar con exactitud la época de su construcción. Son así las características formales de la misma, las que apuntan la cronología tardomedieval de la misma.

En palabras del medievalista J. I. Ruiz de la Peña, la torre de Tronquedo es «un ejemplar típico de torre señorial rural que responde en su concepción y desarrollo a un modelo constructivo muy difundido en la Asturias bajomedieval».

La construcción de la torre habría que encuadrarla en las luchas de bandos protagonizadas por los linajes nobiliarios en Asturias durante la baja Edad Media. En este sentido, la torre, que fue propiedad de la poderosa casa local de los Duques de Estrada, habría servido a este linaje como baluarte defensivo -desde su estratégico emplazamiento se domina todo el valle llanisco de Mijares- y centro de control y almacenamiento de las rentas señoriales.

Tras la pérdida de sus iniciales funciones, se produjo el paulatino derrumbe de la torre y su ocultamiento bajo la vegetación. En las últimas décadas, la labor de denuncia de su estado de abandono y ruina propiciaron los trabajos de limpieza y consolidación llevados a cabo en la misma a comienzos de los años 90.

Pasando al terreno arquitectónico, la torre tiene planta cuadrada. Se conserva el primer piso y parte del segundo. Como materiales constructivos presenta mampostería caliza en los paramentos, con mucha argamasa de cal y arena y sillares labrados en los remates de las esquinas y los enmarques de los vanos. Sus muros, de escaso grosor, no superan los 0,85 metros, lo que parece descartar la posibilidad de que la torre, a semejanza de otros ejemplos asturianos, tuviera una tercera planta. La piedra empleada en su construcción bien pudo haber sido sacada del cueto calizo que se localiza frente a la fachada sur de la torre, detrás del muro de mampostería que cierra la finca de la torre. Este cueto está fragmentado, mostrando una zanja delantera -cubierta de vegetación y maleza-, a modo de foso defensivo, carácter en el que abunda el propio emplazamiento del foso, situado frente a la puerta de ingreso de la torre, que se abre en la fachada sur. Este foso vendría a paliar la vulnerabilidad que presenta la torre en este flanco y que, en realidad, afecta a todas sus fachadas, salvo la cara norte, situada sobre pendientes crestones calizos.

En la fachada norte de la torre, la mejor conservada, se superponen tres pisos de ventanas. El más bajo está formado por tres saeteras. Sobre éste se dispone una tronera -pequeña ventana adintelada-, desplazada hacia el este, del lienzo, que ocupa una posición intermedia entre la saetera central y la situada a su derecha en la primera altura de vanos. El último piso recibe los vanos mayores: Dos ventanas de arco de medio punto monolítico, una en posición central y la otra alineada con la saetera de la planta baja situada hacia el oeste. Estas ventanas forman pequeñas cortejadoras al interior.

Estos vanos en arco de medio punto aparecen también en el tercer piso del lienzo este de la torre, donde hay tres ventanas, una de las cuales tan sólo conserva una jamba y el alféizar. Las dos alturas de vanos inferiores se resuelven con sendas saeteras, entre las que no hay correspondencia espacial. Otras dos saeteras son visibles en la planta baja del fragmento de paramento que se mantiene en pie en la fachada oeste.

Por su parte, la fachada sur acoge la puerta de ingreso. Desplazada hacia el oeste, está levantada sobre el nivel del suelo exterior y da acceso directo a la primera planta de la torre, rasgo que la diferencia del sistema tradicional de ingreso empleado en las torres rurales asturianas, a través de la segunda planta, y la acerca, por el contrario, a las torres urbanas, con entrada desde la calle. Es de arco apuntado, con dovelaje de sillares bien escuadrados. A su derecha se abre una saetera, sobre la que hay una ventanita de arco apuntado monolítico, de labra más tosca que las restantes de igual tipología. Su situación, a una distancia considerable de nivel del suelo interior, hace pensar en la existencia en esta parte de una escalera interior.

Delimitación del entorno de la torre de Tronquedo, Andrín

La delimitación del entorno de protección de la torre de Tronquedo es la siguiente: Al norte, comienza en el vértice noroccidental de la parce la 282 a del polígono 41 y sigue por el costado septentrional de las par celas 282 a, 282 b, 282 c, 282 d y, cruzando el camino de acceso a la torre, continúa por el lado norte de las parcelas 7, 29 y 30 del mismo polígono. Al este, desde el vértice nororiental de la parcela 30 del polígono 41, bordea el flanco oriental de las parcelas 30, 27, 24 a, 24 b y 32 del mismo polígono, desde donde gira con dirección oeste y recorre el lado meridional de las parcelas 32, 34, 39 y 280 del polígono 41; punto en el que la línea se quiebra y toma dirección norte, recorriendo el lateral occidental de las parcelas 280, 281 y 282 a del polígono 41, para llegar al ángulo noroccidental de esa última parcela; lugar donde se inició esta descripción literal de la delimitación del entorno de la torre de Tronquedo en Andrín.

Para la descripción del entorno se ha utilizado los levantamientos del catastro de rústica de Llanes, hojas 152 b y 153 c, escala 1:2.000 aproximadamente, correspondientes al año 1956.

Ficha técnica

Situación

La Torre de Tronquedo se encuentra en la localidad de Andrín, perteneciente al término municipal de Llanes, provincia de Asturias.

Historia

Aunque no se encontrado ninguna referencia documental medieval sobre esta torre, se considera una edificación bajomedieval fechable en los siglos XIV-XV, cuya construcción habría que encuadrar en las luchas de bandos protagonizadas por los linajes nobiliarios en Asturias durante la baja Edad Media, siendo baluarte defensivo y centro de control y almacenamiento de las rentas del linaje de los duques de Estrada.

Tras perder su función defensiva, la torre fue arruinándose hasta su derrumbe. A comienzos de la década de los 90 del pasado siglo XX la torre fue consolidada y limpiada de la vegetación que la cubría.

Descripción

La torre es de planta cuadrada y conserva el primer piso y parte del segundo. Sus muros son de escaso grosor, no superando los 0,85 metros.

La puerta de entrada a la torre se encuentra sobre el mismo nivel del suelo, pero da acceso directo a la primera planta, sistema generalmente empleado en las torres urbanas asturianas.

Frente a la puerta de acceso hay un foso defensivo excavado, del que podría haber salido la piedra empleada en la construcción de la torre. Este foso defiende también los flancos este y oeste, quedando el lado norte sobre pendientes crestones calizos.

La fachada norte es la mejor conservada. La torre cuenta con vanos a diferentes alturas, saeteras y troneras en los niveles inferiores y ventanas en los superiores.

Protección

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Dirección

Dirección postal: 33596 Torre de Tronquedo. Llanes.

Dirección digital: 8CMP8WW7+WH

 

Información complementaria

 

Geografía en Llanes


 

GEOGRAFIA FÍSICA, HUMANA Y ECONÓMICA

Ramón Sordo Sotres*

Localización: Costa oriental del Principado de Asturias.

Límites: Al norte, el mar Cantábrico; al sur, los concejos de Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja; al oeste, los de Ribadesella y Cangas de Onís, y al este, Ribadedeva.

Población de derecho: 13.184 habitantes (censo de 1996).

Extensión: 263,59 kilómetros cuadrados.

Capital: Llanes (villa).

Parroquias: Andrín, Ardisana, Barro (Barru), La Borbolla, Caldueño (Caldueñu), Los Callejos (Los Caleyos), Carranzo (Carranzu), Los Carriles, Celorio (Celoriu), Cue, Hontoria (H.ontoria = Jontoria), Llanes, Malatería (La Malatería), Meré, Naves, Nueva, Parres, Pendueles, Poo (Po), Porrúa, Posada, Pría, Purón, Rales, San Roque del Acebal (San Roque l'Acebal), Tresgrandas, Vibaño (Vibañu) y Vidiago.

Altitud mínima: Nivel del mar.

Altitud máxima: La Peña Blanca (1.177 metros).

Partido judicial: Llanes.

Comarca: Oriente.

Situación y límites

El concejo de Llanes ocupa casi el mismo extremo nororiental de la provincia de Asturias con una extensión de 263,59 kilómetros cuadrados; sus límites son el mar Cantábrico, conocido aquí simplemente como La Mar, que baña su amplísima fachada norte, repleta de playas y de erías de los pueblos; los ríos L'Aguadamía y Cabra, que lo separan de Ribadesella y Ribadedeva, al oeste y este, respectivamente; mientras que por el sur elevadísimos montes, para ser costeros, forman frontera con los concejos de Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja.

Relieve, clima y flora

La característica principal del relieve llanisco es que las orogenias herciniana y alpina generaron unas formaciones calizas únicas en el norte de España, tanto en la costa como en el monte. Como consecuencia, los valores paisajísticos del concejo son muchos y en todo su territorio: las playas, los acantilados, las erías, los cuetos, las torcas o simas, las cuevas, el monte...

Son muy conocidas las cuestas litorales y el relieve accidentado de la costa llanisca, pero no lo es tanto una formación geológica que los naturales conocen como escar y que se trata de conjuntos extensos de rocas calizas erosionadas y revueltas entre sí que constituyen el agolpamiento calcáreo más singular de la región. Los escares se concentran en los parajes limítrofes entre Cabrales, Peñamellera Alta y Llanes, formando un grandioso conjunto denominado por antonomasia L'Escar y cuyo recorrido de sur a norte configura el itinerario asturiano de montaña más difícil de encontrar.

La máxima cima del concejo es Peña Blanca, que se alza sobre el pueblo de El Mazucu y suma unos 1.117 metros de altura. El Traviesu es la parte no rocosa de la inmensa ladera en la que el Cuera se desploma hacia el norte y en la que se halla El Jaedu, el bosque asturiano más alejado de toda vía rodada de penetración. Otros parajes destacados del monte son La Llosa Viango, una depresión cárstica clásica, y El Picu el Castiellu, una pica rocosa situada sobre el pueblo de Soberrón.

En el litoral del concejo abundan las cuestas de cimas planas, forma causada por la acción abrasiva del mar. Entre ellas destacan La Cuesta Cue, la de Niembru, la de Los Carriles, La Cuesta Purón, El Llanu de Roñanzas y La Sierra Plana de La Borbolla. Parajes llamativos son también los afloramientos de caliza rojiza en El Sable Ballota (Cue) y La Cuesta el Castiellu (Soberrón). En la costa se encuentran, además de los característicos bufones, que tanto llaman la atención de los visitantes, las islas, como la de Poo (Po) o las de Barru y Antilles, y los orgullosos castros, nombre local de los islotes, destacando entre ellos el Ajuracáu, el de Ballota, el de Rustrín, el de Troenzo (o Llubeces), El Castrón de Santiuste y El Castru el Gaiteru.

Las playas del concejo son numerosas, casi todas de pequeña extensión y con arena fina y aguas buenas para el baño; las más importantes son Cuevas del Mar, La Güelga, Beón, Torimbia, Toranda, La Palombina, Poo, El Sablón, Puertu Chicu, El Sable Toró, El Sable Ballota, Andrín, Bretones, Castiellu y Arenillas. Además, en Gulpiyuri (Naves) y en dos parajes de Buelna existen playas no situadas en la línea costera pero cuya arena y agua les llega por la acción de bufones.

Los ríos no son largos en el concejo y entre ellos cabe citar el Nueva; el Beón, llamado aguas arriba El Ríu las Cabras; el Purón y el ríu Cabra.

El clima de Llanes es atlántico; la proximidad de La Mar lo suaviza y buena muestra de ello es la ausencia de nieve en las localidades costeras durante casi todos los años. «La moderación térmica se pone de manifiesto en veranos e inviernos suaves, cuyas medias sobrepasan los 17 y 8,5 ºC, respectivamente. La media de las máximas en invierno es de 13,3 ºC en diciembre, 12,6 ºC en enero y 11,1 ºC en febrero, mientras la media de las mínimas oscila en torno a los 7 ºC menos que las máximas correspondientes. Las precipitaciones anuales están entre los 1.100 y 1.300 mm, distribuidos a lo largo de 137 días de lluvia, resultando más seco el mes de julio, que se revela también como el más caluroso» (Secundino Estrada Luis).

La especie arbórea más representativa del concejo es la jaya (el haya), que incluso, según los estudios del biólogo local Luis Carrera, llenaba las laderas septentrionales de todos los montes de Llanes.

La población

Pero tanto prodigio natural no siempre colabora al sustento de los hijos de esta tierra, y así el concejo sufre desde hace siglos el azote de la emigración, primero a Sevilla y América y ahora a Oviedo, Madrid y otras ciudades. Nutridísimas y famosas son las colonias llaniscas en Méjico y en Venezuela, llegadas a estas naciones americanas en masivas oleadas durante los siglos XIX y XX.

Sin embargo, escasamente conocida es la emigración llanisca a los pueblos de los municipios costeros montañeses de Val de San Vicente y San Vicente de la Barquera, poco numerosa en cantidad absoluta, pero importante y muy singular por el alto porcentaje de personas de origen llanisco en el total de la población de estos dos municipios costeros; ejemplo preclaro de ello es el del hombre de letras Gumersindo Laverde Ruiz, criado en Nueva (Llanes) pero que nació en Estrada, un pueblín de Val de San Vicente, Cantabria.

También fue importante la emigración de los teyeros, estacional y que consistía en que multitud de campesinos, principalmente del oeste del concejo, marchara durante los meses centrales del año a otras tierras del norte de España para fabricar tejas.

Hoy día, la población llanisca destaca por el notable descenso numérico habido desde 1920, causado por la gran emigración, y por el acusado envejecimiento, producido por el descenso de la natalidad. La población de derecho en 1991 sumaba unas 13.348 personas; el censo de 1996 registró 13.184 habitantes.

Poblamiento

«Articulan el municipio llanisco 28 parroquias o demarcaciones administrativas locales: Andrín, Ardisana, Barro (Barru), La Borbolla, Caldueño (Caldueñu), Los Callejos (Los Caleyos), Carranzo (Carranzu), Los Carriles, Celorio (Celoriu), Cue, Hontoria (H.ontoria = Jontoria), Llanes, Malatería (La Malatería), Meré, Naves, Nueva, Parres, Pendueles, Poo (Po), Porrúa, Posada, Pría, Purón, Rales, San Roque del Acebal (San Roque l'Acebal), Tresgrandas, Vibaño (Vibañu) y Vidiago» (S. Estrada Luis).

Los principales núcleos habitados del concejo son los siguientes:

—La Villa de Llanes, que es la capital.

—Nueva y Posada; esta última, también llamada La Vega de Santiago, es de reciente creación.

—Los importantes pueblos situados cerca de la línea costera y que se concentran en el centro y este del municipio, como Cardosu (Cardoso), Jontoria (Hontoria), Villajormes (Villahormes), Naves, Turancias (Turanzas), Posada la Vieya, Bricia, Quintana, Piedra, Balmori, Niembru (Niembro), Barru (Barro), Celoriu (Celorio), Porrúa, Poo, Parres, Pancar, Cue, Andrín, Puertas de Riegu (Puertas), Riegu (Riego), Vidiago, Pendueles y Buelna, que en general son de poblamiento agrupado; mientras que otros pueblos de este área con el caserío más disperso son Lledíes (Lledías), La Pereda, La Portiella (La Portilla), La Galguera, Soberrón y San Roque l'Acebal (San Roque del Acebal). El pueblo de Purón es el único de los situados en el centro del concejo que no se halla cerca de la costa.

—En el oeste y noroeste del municipio los pueblos son más pequeños y la división parroquial tiende a coincidir con la unión de varios de ellos: la parroquia de Pría, con Llames, Garaña, La Pesa, Silviella, Piñeres, Villanueva y Belmonte; Oviu (Ovio) y Picones, cerca de Nueva; los barrios de la parroquia de Vibañu (Vibaño); los pueblinos de la de Caldueñu (Caldueño); los muchísimos de la de Ardisana, siendo Mestas de Ardisana el lugar del concejo de poblamiento más disperso; Meré y su anexo El Cuetu Meré; el pueblo de Llamigu (Llamigo), que pertenece a Nueva pero que ocupa un extenso valle lleno de caserías aisladas; Riensena; y en el este del municipio, El Pie de la Sierra, Tresgrandas, Santa Eulalia de Carranzo y La Borbolla.

Economía

El minifundio es desde hace siglos la constante de la economía agrícola, y los principales productos de cultivo fueron, desde el siglo XVIII, el maíz, las jabas o alubias y las patatas, mientras que los abundantes árboles frutales constituían un valioso complemento alimenticio. La bebida tradicional es la sidra, muy consumida por la población campesina.

La ganadería es de tipo extensivo, basada en los pastos comunales y destinada a la obtención de queso (quesu) y carne, pero se encontraba mucho más desarrollada en los pueblos del interior municipal, cuyos habitantes se desparramaban desde mayo hasta octubre por los sitios y vegas de los montes del concejo, aunque además los pastores de los pueblos de Porrúa y de Parres tienen derecho a utilizar los pastos del Puertu de Cuera, perteneciente al vecino concejo de Cabrales.

Llanes es un concejo que carece de tradición industrial y la mayoría de los trabajadores empleados en el sector secundario se incluyen en el ramo de la construcción.

Hasta hace pocos años la mayoría de los vecinos del concejo vivían del campo pero esta proporción ya va pasando a la historia y el decenio de los noventa es testigo de una transformación irreversible que aboca a la gente a trabajar en el sector terciario: muchos vecinos de los pueblos y villas de Llanes viven del turismo, siendo entre ellos abundantes los empleados en la hostelería, pero ésta presenta el problema de la acusada estacionalidad de los visitantes.

Las comunicaciones son buenas, pues la llanura litoral configura un eje de oeste a este que está ocupado por la futura autovía del Cantábrico, por una línea de ferrocarril y por la carretera nacional 634; destaca así mismo el enlace con Cabrales, Cangas (Cangues) y Onís por la carretera del río las Cabras (Ríu las Cabras).

(*) RAMÓN SORDO SOTRES, escritor e investigador etnográfico llanisco, gran estudioso y divulgador de la zona, es autor, entre otras publicaciones, de «Llanes», en Asturias a través de sus concejos, 1 tomo, pp. 714-719. Ed. Prensa Asturiana, Oviedo, 1998; Mitología de Asturias y de Cantabria entre los ríos Sella y Nansa, 1991, e Historias, costumbres, palabras e ideas entre los ríos Sella y Nansa, 1992, libros ambos de la colección El Jogueru

Mapa de situación del municipio de Llanes


 

Llanes

Concejos limítrofes:

  • Cabrales
  • Cangas de Onís
  • Onís
  • Peñamellera Alta
  • Peñamellera Baja
  • Ribadedeva
  • Ribadesella

Comarca del Oriente de Asturias


 

Tan plural como el nombre de Asturias es su extremo más oriental. De paseo por la comarca, el visitante pasa de la playa a la nieve en unos minutos. Museo de la prehistoria, meta de montañeros, excursionistas y amantes del queso, territorio de frontera con León y Cantabria… Al norte, el Cantábrico; al sur, los Picos de Europa (entre uno y otros, apenas 15 kilómetros). La versión resumida del Paraíso.

Trece consejos componen la comarca más oriental de Asturias, definida por su proximidad a los Picos de Europa (máxima cota: Torrecerredo, 2648 metros): Amieva, Cabrales, Cangas de Onís, Caravia, Llanes, Onís, Parres, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja, Piloña, Ponga, Ribadedeva y Ribadesella.

En esta comarca la escasa distancia entre montaña y mar permite disfrutar de las magnificas playas de la costa oriental y de las majestuosas cumbres de los Picos de Europa, o de las sierras del Cuera y del Sueve lo que posibilita en una misma jornada rutas muy diferentes.

Especialmente destacable es el Ecomuseo del Paraíso Rupestre que supone un recorrido turístico por la Prehistoria, con la presentación de una serie de yacimientos, cuevas y equipamientos museísticos e interpretativos con muestras de arte rupestre y emblemáticos hitos dispersos por toda la geografía del Oriente de Asturias. El territorio engloba 13 concejos del Oriente Asturiano y dispondrá de otros tantos equipamientos vinculados a la riqueza prehistórica de la zona. Actualmente están abiertos al público: El Aula de Interpretación de Peña Tú en Puertas de Vidiago (Llanes): El Centro de Descubrimiento de la Fauna Glaciar en Avín (Onís): La Puerta de los Acantilados en la Cueva del Pindal (Ribadedeva).

Qué ver

  • Real Sitio de Covadonga y Los Lagos.
  • Cuevas de Tito Bustillo y El Pindal.
  • Ribadesella.
  • Llanes.
  • Asiego y Bulnes.
  • Parque Natural de Ponga (Bosque de Peloño).

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos y fotografías pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Referencia

03330362701 0800000 0333 0333036 114100 0813000 033303627 0813025